EL VPH ES TRATABLE,

LOS PREJUICIOS NO.

Más información, menos prejuicios.

Agenda tu check up ginecológico
desde

$990

Mira este video:

Cada 2 minutos muere una mujer en el mundo a causa de cáncer cervicouterino. 99% de los casos se relaciona directamente con VPH.

¿Sabes por qué pasa esto?

Porque nos da pena hablar de VPH, y esto causa:

Es importante que sepas que:     

1.- El VPH es la causa principal del cáncer cervicouterino, que afecta a miles de mujeres en todo el mundo cada año.    

2.- El VPH no discrimina: puede afectar a personas de todas las edades, géneros, orientaciones sexuales y niveles socioeconómicos.  

3.- La vacuna contra el VPH es segura y efectiva, y puede prevenir la mayoría de los cánceres cervicales, así como otras enfermedades relacionadas con el VPH.  

4.- La detección temprana del VPH a través de pruebas de Papanicolaou, Colposcopía, Androscopía (para hombres) y pruebas de VPH puede salvar vidas al identificar lesiones precancerosas antes de que se conviertan en cáncer. 

5.- No todos los tipos de VPH causan verrugas genitales; algunas cepas están relacionadas con el cáncer cervical y otros cánceres.  

6.- El uso correcto y consistente de condones puede reducir el riesgo de contraer VPH, pero no ofrece una protección completa debido al contacto piel a piel.  

7.- El VPH puede transmitirse incluso sin penetración sexual completa, a través del contacto genital y piel a piel.  

8.- El VPH puede permanecer latente en el cuerpo durante años antes de causar síntomas o problemas de salud; mientras lees esto, podrías tener VPH y no presentar ningún síntoma. Por eso es tan importante las revisiones médicas anuales. 

9.- La falta de educación y conciencia sobre el VPH contribuye al estigma y la vergüenza asociados con la infección, lo que puede dificultar que las personas busquen tratamiento y prevención.  

10.- Es crucial desterrar los mitos y desinformación sobre el VPH para promover la salud sexual y reproductiva, así como para prevenir enfermedades graves como el cáncer cervicouterino. 

Mito 1: El VPH solo afecta a personas que son sexualmente promiscuas. Verdad: El VPH puede afectar a cualquier persona sexualmente activa, independientemente de su número de parejas sexuales. La transmisión del VPH puede ocurrir con solo una pareja sexual en toda la vida.   

Mito 2: La higiene deficiente causa el VPH. Verdad: El VPH se transmite principalmente a través del contacto piel a piel durante la actividad sexual, no por falta de higiene personal.    

Mito 3: Solo las personas que inician su actividad sexual a una edad temprana pueden contraer el VPH. Verdad: Aunque el inicio temprano de la actividad sexual puede aumentar el riesgo de exposición al VPH, cualquier persona sexualmente activa está en riesgo de contraerlo.  

Mito 4: El VPH solo se transmite por penetración vaginal o anal. Verdad: El VPH se puede transmitir a través del contacto sexual genital, incluidos los genitales externos, la mucosa vaginal, el pene y el ano. También puede transmitirse a través del contacto piel a piel.  

Mito 5: El VPH desaparece por sí solo. Verdad: Aunque en algunos casos el sistema inmunológico puede eliminar el VPH, en otros casos puede persistir y causar problemas de salud a largo plazo, como cáncer cervical u otras lesiones precancerosas.  

Mito 6: Las personas vacunadas contra el VPH no necesitan controles ginecológicos regulares. Verdad: Aunque la vacuna contra el VPH puede reducir significativamente el riesgo de contraer ciertas cepas del virus, no protege contra todas. Además, es importante seguir realizándose exámenes médicos regulares para detectar cualquier problema de salud relacionado con el VPH, como lesiones precancerosas o cáncer cervical.  

Mito 7: Solo las mujeres pueden contraer el VPH. Verdad: Tanto hombres como mujeres pueden contraer y transmitir el VPH. En los hombres, el VPH puede causar verrugas genitales, así como cáncer de pene, ano y orofaringe.  

Mito 8: Usar preservativos siempre protege contra el VPH. Verdad: Si bien el uso correcto y consistente de preservativos puede reducir el riesgo de contraer el VPH, no ofrece una protección completa ya que el virus puede infectar áreas que no están cubiertas por el condón.  

Mito 9: El VPH solo causa verrugas genitales. Verdad: Si bien algunas cepas de VPH pueden causar verrugas genitales, otras cepas están relacionadas con el cáncer cervical, así como con otros tipos de cáncer genital y de cabeza y cuello.  

Mito 10: Solo las personas con múltiples parejas sexuales pueden transmitir el VPH. Verdad: El VPH puede transmitirse incluso con una sola pareja sexual, especialmente si esa pareja ha tenido otras parejas sexuales en el pasado. 

1.- Infidelidad: Se asume erróneamente que la presencia del VPH en una pareja es una señal de infidelidad, lo que puede provocar conflictos y desconfianza en la relación.   

2.- Culpa y vergüenza: Las personas infectadas con VPH pueden sentir culpa y vergüenza debido a los estigmas sociales asociados con las enfermedades de transmisión sexual.   

3.- Discriminación: Las personas diagnosticadas con VPH pueden enfrentar discriminación en varios aspectos de sus vidas, incluido el ámbito laboral, social y médico.  

4.- Violencia médica: Algunos profesionales de la salud pueden tratar a las personas con VPH de manera insensible o estigmatizante, lo que dificulta el acceso a la atención médica adecuada.  

5.- Aislamiento social: El estigma asociado con el VPH puede llevar a las personas a aislarse socialmente por miedo al rechazo o al juicio de los demás.  

6.- Autoestima baja: El estigma del VPH puede afectar la autoestima de las personas infectadas, haciéndolas sentir menos valiosas o dignas de amor y respeto.  

7.- Dificultades en las relaciones: El miedo al estigma y la transmisión del VPH pueden dificultar el establecimiento y mantenimiento de relaciones íntimas y saludables.  

8.- Miedo al juicio de los demás: Las personas con VPH pueden sentir miedo al juicio de amigos, familiares y la sociedad en general, lo que puede llevarlas a ocultar su condición.  

9.- Estigmatización de la sexualidad: El estigma del VPH puede reforzar nociones negativas sobre la sexualidad y el placer sexual, contribuyendo a la represión y la desinformación.  

10.- Desconfianza en el sistema de salud: El estigma asociado con el VPH puede generar desconfianza en los servicios de salud y desmotivar a las personas a buscar pruebas y tratamiento oportunos. 

Los prejuicios y la desinformación
son también un virus

El VPH es tratable, los prejuicios no.

Check-up ginecológico desde $990 MXN

El VPH nos puede afectar a todos, pero a ellas, sobrevivir al cáncer cervicouterino les cambió la vida.

La tasa de supervivencia del

cáncer cervicouterino es del 91%

si se detecta en una etapa temprana

Vacuna para el VPH: Todo lo que debes saber

La vacuna contra el VPH ayuda a protegerte contra ciertos tipos de VPH que pueden provocar
desde verrugas genitales hasta cáncer.

Tipos de VPH 16 y 18: los 2 tipos que causan el 80% de los casos de cáncer de cuello uterino.

VPH tipos 6 y 11, que causan el 90% de los casos de verrugas genitales.

Tipos de VPH 31, 33, 45, 52 y 58 que pueden provocar cáncer de cuello uterino, ano, vulva/vagina, pene o garganta.

Detección y tratamiento de VPH en Reina Madre

Check-Up Ginecológico

Consulta + Colposcopía + Papanicolau

Permite identificar cualquier lesión sospechosa para prevenir y tratar a tiempo enfermedades, especialmente el VPH.

Desde $990 MXN

Vacuna para VPH

Esquema completo • 3 Dosis

Te protege de los virus responsables del:

- 70% de los casos de cáncer cervicouterino

- 90% de los casos de verrugas genitales.

$4,500 MXN/Dosis

Check-Up VPH

Diágnóstico de 28 tipos de VPH mediante PCR

Permite identificar la presencia de los tipos de VPH que son de alto riesgo.

Todo sobre VPH

Consulta en nuestro Vlog y Blog toda la información relacionada sobre el Virus del Papiloma Humano

Es la infección sexualmente transmitida más común que existe.

Existen más de 200 tipos de virus del papiloma humanos (VPH).

Aunque la infección por VPH no presenta síntomas, sí hay formas de saber que tienes VPH. Sigue leyendo.

Aprende más sobre VPH a través de nuestros expertos

Preguntas frecuentes

El Check-Up es un chequeo anual que se realiza para detectar cambios anormales que pudieran advertir la presencia de VPH u otras enfermedades.

En el caso de las mujeres, el Check-Up ginecológico debe tener dos estudios: La Colposcopía y el Papanicolaou, para detectar cambios celulares anormales y lesiones en el cuello uterino. En Reina Madre el Check-Up incluye, además de la Colposcopía + el Papanicolaou, una consulta con un ginecólogo especialista en VPH.

En el caso de los hombres, el Check-Up se realiza a través de una Androscopía, que es la observación del pene a través del colcoscopio para detectar lesiones de VPH u otra patología.

Se puede contraer VPH al tener relaciones sexuales orales, vaginales o anales con una persona que tenga el virus. Se transmite con mayor frecuencia durante las relaciones sexuales vaginales o anales. El VPH puede transmitirse incluso cuando la persona infectada no presenta signos ni síntomas.

En este momento, podrías tener VPH y no haber presentado ningún síntoma, por lo tanto, es muy difícil saber el momento exacto del contagio.

El Virus del Papiloma Humano se diagnostica a través de una prueba PCR para confirmar o descartar la presencia del virus.

La prueba PCR es la que puede determinar si las células de la muestra obtenida del paciente están o no infectadas con el Virus de Papiloma Humano.

El Virus del Papiloma Humano se diagnostica a través de una prueba PCR para confirmar o descartar la presencia del virus.

El Virus del Papiloma Humano no es un solo virus; es un grupo o familia de virus relacionados entre sí. Causa lesiones contagiosas en la piel y las mucosas. El VPH de bajo riesgo puede causar verrugas genitales en la boca, la garganta, el ano o la vagina. El VPH de alto riesgo puede provocar cáncer de cuello uterino, cáncer de ano, cáncer de boca, cáncer de garganta; vulva, vagina o pene.

Su transmisión es de contacto sexual y pueden no presentar síntomas durante muchos años. Es la enfermedad de transmisión sexual más común y se da igualmente en hombres y en mujeres.

Los tipos 16 y 18 causan el 80% de los casos de cáncer de cuello uterino. Los tipos 6 y 11 del VPH, que causan el 90% de los casos de verrugas genitales. Otros cinco tipos del VPH (los tipos 31, 33, 45, 52 y 58) pueden causar cáncer de cuello uterino, ano, vulva/vagina, pene o garganta.

La clave para prevenir el Virus del Papiloma Humano es la vacunación y educación sexual. La vacuna protege contra los virus que causan el 80% de los casos de cáncer de cuello uterino y el 90% de los casos de verrugas genitales, así como otros cinco tipos de virus que pueden causar cáncer de cuello uterino, ano, vulva/vagina, pene o garganta.

  • Evita las múltiples parejas sexuales
  • Utiliza preservativo para reducir el riesgo de contagio
  • Si eres mujer, realízate cada año un check-up ginecológico: Papanicolaou + Colposcopía
  • Si eres hombre, realízate cada año una Androscopía para descartar lesiones por VPH u otras enfermedades

Aunque la infección podría desaparecer por sí sola, el Virus del Papiloma Humano no tiene cura. Los tratamientos buscan atender los cambios en la piel o mucosa causados el VPH, como verrugas y cambios precancerosos en el cuello uterino.

En la mujer se toma la muestra en posición ginecológica, con un cepillado del cuello de útero muy similar al Papanicolaou. En el Hombre se toma un cepillado genital y en ocasiones de la uretra.

El Papanicolaou y la citología se refieren a la prueba en la cual se miran las células extraídas del cuello uterino en el microscopio y se da un informe de acuerdo con las características de forma tamaño y otras particularidades de las células de la muestra. Dado que el Virus de Papiloma Humano no se puede ver directamente al microscopio, el Papanicolaou no es concluyente para el diagnóstico de VPH. Es decir, podría indicar sospecha de infección, pero de ninguna manera se puede diagnosticar a través de esta prueba.

La prueba del PCR es una prueba que mide directamente la presencia de VPH en la muestra, por lo que es la única prueba confirmatoria de infección con el Virus de Papiloma Humano, y si el resultado saliera positivo nos indica el número de virus involucrado y su riesgo oncológico.

Al igual que el Papanicolaou, la Colposcopía no puede diagnosticar VPH. Esta prueba permite observar la superficie del cuello uterino mediante un Colposcopio, que es un lente de gran aumento e identificar lesiones, que podrían ser por VPH, pero para las cuales se necesitaría la prueba de PCR para confirmar.

La penoscopía o androscopía se refiere a la observación de la superficie del pene a través de un Colposcopio, que es un lente de gran aumento. Esta prueba permite identificar lesiones sospechosas por VPH u otras enfermedades, pero de ninguna manera sirve para diagnosticar VPH.

La Citología uretral permite estudiar la forma, alteraciones estructurales de las células, microorganismos y presencia de virus que ocasionan enfermedades e infecciones de transmisión sexual. Este estudio no puede diagnosticar VPH.

La biopsia analiza un pedazo de tejido obtenido del paciente y mediante diferentes técnicas se puede identificar sospecha de la presencia del VPH, sin embargo, este estudio no puede diagnosticar el Virus del Papiloma Humano.

El Virus del papiloma humano puede darse en hombre y mujeres por igual. En la mayoría de los casos; los hombres infectados no presentan síntomas, solo podrían saber que tienen el VPH si desarrollan verrugas visibles en los genitales, al igual que en las mujeres. Es indispensable que cada año, el hombre se realice una Androscopía, que es la observación del pene a través del colposcopio para detectar la presencia de lesiones por VPH u otras enfermedades.

El Virus del Papiloma Humano se diagnostica a través de una prueba PCR para confirmar o descartar la presencia del virus.

El papanicolaou es una prueba, también conocida como citología vaginal, que diagnostica procesos precancerosos o cancerosos, principalmente en el cérvix.

La colposcopía es un procedimiento que explora el cuello uterino, la vagina y la vulva. Al realizarte cada año tu Check-up ginecológico completo (Colposcopía + Papanicolaou) podrás identificar lesiones causadas por VPH u otras enfermedades, aunque no hayas presentado otro síntoma.

El Virus del Papiloma Humano es un grupo de más de 100 virus. Los tipos 16 y 18 causan el 80% de los casos de cáncer de cuello uterino. Los tipos 6 y 11 del VPH, que causan el 90% de los casos de verrugas genitales. Otros cinco tipos del VPH (los tipos 31, 33, 45, 52 y 58) pueden causar cáncer de cuello uterino, ano, vulva/vagina, pene o garganta.

El Ginecólogo y el Urólogo son los especialistas que pueden diagnosticar y tratar el VPH. La recomendación siempre es acudir a una Clínica especialista en VPH como Reina Madre, que además de contar con los especialistas para la detección del VPH, también cuenta con pruebas diagnósticas y tratamientos.

Enviar mensaje